selfie

Selfies “robadas” de Instagram se presentan como un rostro homogeneizado y susceptible a los cambios derivados de un “me gusta”.